Archivo de la etiqueta: Berlín

Ampelm

El Ampelmännchen (hombrecillo del semáforo) es una figura icónica de Alemania, cuya historia está marcada por la separación y la reunificación de Alemania. Este hombrecillo del semáforo es un muñeco con sombrero que indica a los peatones cuando deben cruzar una calle. Fue creado en 1961 por el psicólogo Karl Peglau en Alemania Oriental (RDA). Peglau pensaba que los colores del semáforo (rojo, amarillo, verde) no eran suficientes para indicar el paso y que se debían introducir figuras geométricas, en especial para las personas que no pueden distinguir colores. Para el caso de los semáforos para automóviles su idea no fue tomada en cuenta.

Sin embargo, para el paso de peatones se creó una figura que pudiese ser de fácil interpretación y se omitió el color amarillo. Para indicar que los peatones no pueden cruzar se creó la figura de un hombre de sombrero con los brazos extendidos con la luz de color rojo. Para indicar que está permitido el paso, la figura de un hombre caminando en color verde. En octubre de 1961 se instalaron los primeros Ampelmännchen en la RDA y desde entonces el hombrecillo del semáforo se ha resistido a dejar Alemania.

Al principio los hombrecillos eran sólo calcomanías, pero posteriormente se fabricaron semáforos ya con el diseño específico. La figura se volvió popular y se usaba para la educación vial. Incluso la televisión pública creó unos dibujos animados del hombrecito que atrajeron interés internacional.

Si usted va de vacaciones a Berlín y alquila un apartamento con Oh-Berlin, seguro se encuentra con el Ampelmännchen. Sin embargo, como veremos a continuación, su historia no ha sido tranquila. El que lo podamos ver ahora en las calles de Berlín es un triunfo de la cultura popular.

Con la reunificación de Alemania, en 1990, se estandarizaron las señales viales y el Ampelmännchen desapareció, y junto a él, también desaparecieron los programas de educación vial que lo utilizaban. Sin embargo los ciudadanos de la parte oriental se resistían a que desapareciera indicando que se trataba de una figura de la cultura de Alemania Oriental.

Las campañas a favor del hombrecillo del semáforo iniciaron a principios de 1995. Fue un diseñador gráfico de la Alemania Occidental (RFA) el que hizo explotar el interés por conservar al hombrecillo al crear lámparas usando la figura popular de la antigua RDA. Dichas lámparas se volvieron populares gracias a la atención de los medios, y junto a otras iniciativas que pedían el regreso del Ampelmännchen, lograron que éste regresara a los semáforos, incluyendo, desde 2005, a todos los distritos del antiguo Berlín Occidental. En la actualidad existen tres versiones del hombrecillo, y cada estado federado escoge cuál quiere usar. El hombrecillo sigue indicando a los ciudadanos y a los visitantes de Berlín, cuándo detenerse y cuándo seguir la caminata por sus calles.

Información y fotos de Wikipedia.org.