Archivo de la etiqueta: 5tips

5 Tips al volar con niños

Foto: xersti

Los vuelos, especialmente si son largos, son todo un reto cuando se hacen en compañía de niños pequeños. Tanto si el niño es hiperactivo o no, un viaje en avión puede ser agotador y aburrido. Para ello debemos prepararnos sobre todo si es la primera vez que volamos con el niño. Cada quien tendrá su propia receta, pero aquí nos atrevemos a sugerir algunas ideas.

  • Hablar antes del vuelo. Los niños no son tontos. Si el niño ya habla, puede entender bien una explicación sencilla de qué comportamiento se espera que tenga durante el vuelo. Explicarle subirse a un avión es un asunto delicado y que todo mundo se cansa igual y se aburre igual. Que si tiene miedo no debe tenerlo porque debe acordarse cómo Bob Esponja se subió al avión en aquel capítulo. Si es un bebé de brazos, consultar al médico pediatra y a los encargados de la aerolínea sobre cuáles son las mejores prácticas al llevar a un bebé en un avión.
  • Juguetes. Un niño todo el tiempo juega. Hay que escoger, con tiempo si es posible, sus juguetes favoritos, el oso con que duerme, su playstation o nintendo ds. Hacerle más llevadero el viaje en avión.
  • Comida. Unas galletas y algo de beber siempre es aconsejable llevar consigo. Un niño no se lleva bien con el hambre y a veces la comida del avión no es buena o es muy cara. Llevar algo que sabemos que le gusta. Esto siempre y cuando el vuelo permita llevar comestibles, por supuesto.
  • Llevarlo dormido. Hacer coincidir el vuelo con su sueño. Volar de noche o por la tarde, a la hora de la siesta. Así es probable que duerma buena parte del camino y nosotros podamos estar tranquilos.
  • Acudir a la autoridad. En ciertas circunstancias los niños hacen más caso a las personas ajenas que a los padres. Usted puede pedirle a uno de los encargados del vuelo que le explique a su niño el porqué es importante usar el cinturón y de qué manera se espera que se comporten los pasajeros. Inclusive usted mismo puede aprender algo de la explicación.

5 Tips para viajar en tiempo de crisis

Proponemos una serie de puntos para viajar en estos tiempos, en donde parece que la crisis está por todos lados. Sin embargo, creemos que no debe asustarnos tanto como para no hacer lo que nos gusta.

  • Tiempo. Dedícale tiempo a la búsqueda de lugares y paquetes. No compres a la primera, haz una evaluación detenida de los precios en varias épocas, con el fin de saber el precio de mercado y conseguir ofertas reales.
  • Búsquedas online. Cuando busques online, muchos buscadores tienen la opción de guardar las búsquedas y enviar emails con nuevas ofertas cada cierto tiempo. Usa Facebook y Twitter para encontrar opciones. No siempre se encuentran ofertas reales, pero los datos que obtienes te sirven para evaluar el mercado.
  • Visita a tus seres queridos. Ya sea dentro de tu país o afuera de él, hay gente a la que le alegrará verte llegar y es posible que te pueda recibir en su casa. Aún si no te quedas en casa de tu ser querido, los lugareños siempre saben mejor dónde hay mejores precios en restaurantes y pasatiempos.
  • Acuerdos en tu trabajo. Platícale a tu jefe que piensas viajar y que necesitarás unos días a cuenta de vacaciones. Esfuérzate por dar ese “algo más” que puedes cambiar después por permisos a cuenta de vacaciones en tus viajes. Busca gente de tu confianza que pueda reemplazarte unos días si es necesario. Trae recuerdos para tu jefe del lugar a donde vayas.
  • Viaja sin huir del trabajo. No todo viaje de placer debe excluir totalmente al trabajo. A veces con contestar unos emails y hacer un par de llamadas, puedes seguir colaborando con tu empresa. Busca lugares en donde hayan proveedores o clientes importantes para tu empresa, visita la casa matriz, visita una planta de tu empresa en otro país. Con suerte, parte de tu viaje podría ser pagado por tu empresa. Harás útil tu viaje y no dejarás de disfrutar.

5 Tips para viajar lento

Desde hace un tiempo circula la tendencia a viajar más lento, o por su nombre original en inglés, el slow travel. Viajar más lento, y en general vivir más lento no es una opción para todo el mundo. Está reservado para los que somos de naturaleza más lenta. Para los que vamos siempre más lento, a veces también por un poco de rebeldía en contra de la tendencia general. Ojo, no confundir con la simple pereza que no es más que no hacer ni siquiera lo mínimo.

Pero también ir más lento en los viajes debiera ser una experiencia a tener en cuenta a los que son más activos. Soltar un poco el acelerador y darse unas vacaciones de un recorrido lento, disfrutable y mejor. Ir más lento hasta puede ahorrar dinero. Pero, ¿qué es realmente viajar más lento? Proponemos algunas ideas.

  • Evitar los tour guiados. Visitar 10 países en pocos días requiere ir rápido y cambiar de localidad cada pocas horas. Significa tener un horario rígido para hacer todo lo que está programado. Parece que si no salimos de nuestra cama un día de tour estamos perdiendo el dinero.
  • Viajar por tierra. En muchos casos es más barato llegar a un lugar por tierra y además vamos viendo el paisaje por la ventanilla.
  • Casas rurales. Una manera de probar una vida más relajada es ir a un alojamiento rural en lugar del típico hotel de varias estrellas. Algunas veces en estos alojamientos no hay ni siquiera televisión, ni relojes, ni internet. A principios del siglo pasado tampoco había todo esto y seguro se la pasaban bien.
  • Deja en casa la table y el móvil. Si bien los avances nos facilitan muchas veces la vida, es cierto también que nos solemos complicar la existencia con varios dispositivos. Han habido casos de gente en París que se pasa el día de malas porque no funciona google maps en su iPad. Si no llevas ningún artilugio tecnológico no tendrás fotos para el Facebook, pero andarás más liviano.
  • Pasea con lugareños. Visita a tus amigos y sácalos a pasear contigo. Ellos conocen su lugar y saben bien qué puedes hacer y qué no.  A mucha gente lo que le hace falta es con quien ir un día en plan de paseo por su propia ciudad.

5 Tips para buscar vuelos

Si el dinero no es problema, podemos elegir viajar en avión cuando queramos y con la comodidad que elijamos. Sin embargo, esto sólo es posible para un porcentaje muy mínimo de personas. Los demás debemos encontrar formas de optimizar nuestra compra de billetes para obtener el mejor precio. Aquí apuntamos algunos tips que pueden ser útiles.

  • Reservar con tiempo. Mientras más tiempo mejor. Puedes verificar en internet los precios de mercado según distintas fechas e investigar con tranquilidad las ventajas. Se agotan primero los billetes más baratos, así que si llegas de primero es probable que obtengas el mejor precio. La reserva de vuelos es una actividad a la que hay que dedicarle el suficiente tiempo para conseguir los mejores resultados.
  • Cuándo viajar. No sólo es de fechas, también es días de semana. Los vuelos de viernes por la tarde son más caros, por ejemplo. De eso te darás cuenta si has investigado suficiente por medio de internet. Viajar en la madrugada también sale más barato. Por supuesto, las fechas como navidad y puentes siempre serán más caros, así que si debes viajar en esas fechas, debes comprar con bastante anticipación.
  • Agencias de viaje. Usualmente los vuelos se pueden encontrar más baratos en internet, pero no siempre es así. Cotiza tu billete en una agencia de viajes, a veces algunas tienen acceso a promociones especiales. Preguntar no cuesta nada y te puedes llevar alguna sorpresa. Si vas a viajar mucho, deberías probar en ocasiones para saber precios.
  • No comprar sin leer. A veces los precios económicos tienen restricciones. Por eso debes leer bien las condiciones del vuelo, para saber si es  bueno para tus intereses. A veces las restricciones del vuelo no valen la pena si el descuento no está acorde. Por eso debes reservar con tiempo, para evitar prisas que terminan en malentendidos.
  • Comprar dos billetes. Lo usual es comprar un billete de ida y vuelta. Pero prueba con los buscadores cuánto cuestan dos billetes diferentes (probando diferentes combinaciones).  Puede ser que al comprar un billete de ida y un billete de regreso te ahorres algo, inclusive comprar dos billetes de ida y vuelta podría ser beneficioso si al final ahorras dinero.

 

5 Tips para viajar en época de crisis

A partir de 2008 parece que no hay día en que no salga en las noticias la palabra ‘crisis’. Vivimos en crisis, tal parece. La gente se queja todo el tiempo en las redes sociales.

Es como si hubiese un placer morboso en estarse repitiendo todo el tiempo que todo está mal y que se puede poner peor. Es cierto, no debemos cerrar los ojos a la realidad, pero ¿es necesario repetirlo todos los días?

Aquí apuntamos cinco tips para dejarse de miedos y hacer lo que nos gusta, viajar.

  • Presupuesto. No improvises, al menos con el dinero, cuando viajes. Endeudarse para viajar no siempre es buena idea. Haz a principio de año un presupuesto moderado y realista y respétalo. Saliendo menos a cenar fuera puedes hacer grandes ahorros.
  • Destinos cercanos. No es necesario viajar miles de kilómetros para hacer turismo. Siempre habrán lugares fascinantes cerca de tí, a costo razonable. Conoce tu país, disfrútalo.
  • Viaja ligero. Con poco equipaje aumentas la movilidad y la comodidad durante el viaje y tu retorno será menos cargado.
  • Disfruta. Para disfrutar de un destino no se necesita hoteles y restaurantes costosos. Se necesita un buen destino turístico y actitud para disfrutar de él.
  • Compras. Compra souvenirs y recuerdos en base a tu presupuesto. Por eso es tan importante. Muchos de esos souvenirs ‘lindos’ que compramos en los viajes terminan en la basura cuando hacemos la limpieza de fin de año.

5 Tips para evitar el sobreequipaje electrónico

La vida moderna nos ha hecho adquirir herramientas que nos facilitan la vida. La comunicación a través de internet ha creado la necesidad de dispositivos que hagan mejor la tarea.

Pero, ¿cuándo es suficiente? ¿cuántos gadgets tenemos que usar? ¿cuántos son realmente necesarios cuando viajamos?

Cada persona es un mundo. Aquí anotaremos ideas generales, tendiendo al minimalismo. Pocos gadgets, bien escogidos, son mejores que una maleta llena de dispositivos electrónicos que pueden hacer estorbo.

  • Viajar por placer. Si es un viaje entre las fronteras de tu propio país, necesitas sólo un móvil. Con él tendrás suficiente. Con él podrás tomar fotos, compartirlas por las redes sociales y tal. Si viajas fuera de tu país, lleva una cámara. En caso de imperiosa necesidad de compartir las fotos, busca un cibercafé local. Lleva una tablet o un ereader si y sólo si eres un lector empedernido (vamos, la mayoría no pasamos de unos 10 libros al año).
  • Viajar por negocios. Aunque estamos en plena era de la tabletización, un ordenador portátil nos proporciona todo lo de una tablet y además se puede trabajar cómodamente con el teclado. El iPad es lindo, sí, pero no permite trabajar con texto de la manera en que lo hace el ordenador portátil. Un buen móvil con roaming decente completaría el equipo.
  • Número de gadgets. Cada elemento que agregamos a la maleta añade un grado de complejidad, aunque no nos lo parezca al principio.  En cuanto a número, el más recomendable es uno. Si tu trabajo o actividad no lo permite, es bueno mantener un número menor o igual a 3 gadgets para no complicarse la vida.
  • Viajes largos. En un viaje largo (en tiempo de estadía o lugares visitados), sólo se necesita un buen ordenador portátil y una cámara digital. Por buen ordenador entendemos uno que sea durable y liviano. Eso porque entendemos que te tendrás que comunicar por trabajo o por asuntos personales, así que con un ordenador tendrás todo lo que necesitas.
  • No llevar ningún gadget. Si viajas en grupo, puedes inclusive considerar no llevar ningún gadget. Siempre hay algún amigo que tomará miles de fotos, y seguro pillarás unas que te interesen. Si además las comparten por Facebook o Twitter, ni siquiera tendrás que pedirles copia.

5 Tips para disfrutar del descanso de Semana Santa

En pocos días iniciará el descanso de Semana Santa, que en muchos países es el descanso más prolongado del año. Unos, los más previsores, ya tendrán su viaje programado. Otros todavía no se deciden o no viajan durante el descanso.

De cualquier manera el descanso debe ser aprovechado para recargar energías. Si viajas, proponemos algunos tips para disfrutar del descanso.

  • No sobrecargar. No llenes de actividades los días de descanso. Escoge las que más te gusten, las que harás en compañía de la familia y amigos, pero deja espacios libres que te pueden servir para simplemente descansar o hacer alguna cosa no prevista.
  • Revisa tus reservaciones. Si ya tienes planificado tu descanso, revisa antes de irte tus billetes de transporte y reservas de hotel. Sin llegar a ser obsesivos, una última chequeada es importante.
  • Haz tus maletas un día antes. Prepara tu equipaje uno o dos días antes del viaje. Suele suceder que en las prisas de la salida, se queda en casa el traje de baño y hay que comprar al lugar a donde vamos. Pon especial énfasis en la ropa de temporada, para estar cómodo.
  • No regreses en domingo por la tarde. Si viajas en auto y quieres evitar kilómetros de autos haciendo fila, no regreses el domingo de resurrección por la tarde. Hazlo temprano de la mañana o el lunes. Incluso el sábado es muy bueno para hacer el viaje, encontrarás las carreteras limpias.
  • Música y libros. Haz una selección de música para tu reproductor de mp3 y si usas una tablet o ereader, una selección de ebooks. Hazlo ahora. Los viajes se disfrutan mejor con nuestra música favorita. Una buena lectura es genial para disfrutar por la tarde, a la orilla de la piscina o la playa.

5 Tips para evitar la rutina en tus viajes

Uno de los principales errores que cometemos al salir de vacaciones es planificar demasiado. Es decir, es bueno saber a dónde vamos y tener una idea de cómo disfrutaremos las vacaciones.
Pero lo que a veces es bueno evitar es tratar de llenar todos los espacios de tiempo. Reservar el billete del viaje y el hotel a donde vamos. Pero nada más. Descubrir el destino sin consultar internet, ni agencias de viaje. Tratar de llegar al lugar y ser verdaderos extraños, descubriendo a un ritmo natural, sin prisas, sin querer abarcarlo todo.
  • Levantarse tarde, descansar. Eso es. Nos libramos de la rutina del trabajo, ¿para caer en otra rutina, aunque sea por unos días? No es cuestión tampoco de levantarse al mediodía, sino de despertarnos sin estar pendientes de la alarma del móvil o el reloj.  Realmente descansar. Al levantarnos ya veremos qué hacemos.
  • Salir a caminar. Una caminata sin destino anticipado. No intentar buscar el mejor bar, el mejor café o el mejor restaurante. Simplemente vagar un poco sin rumbo definido y que la sed y el hambre nos marquen el tiempo en el que nos detendremos. Obviamente, es bueno consultar con la gente del lugar sobre lugares no adecuados para visitar. Aparte de esta elemental prudencia, vagar sin rumbo nos permitirá conocer algo de la cultura y características del lugar.
  • No hacer nada. Tal parece que la locura actual por el movimiento no nos permite disfrutar de la pereza. El perezoso está mal visto. Pero si trabajamos duro todo el año ¿no nos merecemos, al menos por un día, simplemente no hacer nada? Simplemente levantarnos, dar una caminata corta, ver una película por ahí, tomar un café por allá, pero sin alejarse mucho del hotel.
  • Conocer a los amigos de internet. Hoy en día es probable que tengamos muchos amigos repartidos por el mundo. Amigos que sólo conocemos de nuestras actividades en internet. Blogueros, tuiteros, gente de facebook que simplemente nos cae bien. A veces vamos a la ciudad y por estar inmersos en el tour que contratamos, regresamos a nuestra casa y les comentamos en el facebook que no nos dio tiempo para verlos habiendo estado tan cerca.
  • Hacer sólo lo que nos gusta.  ¿Para qué conocer todos los lugares de la lista de la guía de turismo? ¿Nos darán algún premio por eso? Si te gusta la literatura, busca las librerías. Si te gusta el cine, visita los cines del lugar. Si te gustan los deportes, visita los estadios y centros de entrenamiento. Si disfrutas salir a correr, sal a correr por el lugar. Si te encanta el teatro busca funciones. Si te gusta la música, ve a un bar con música en vivo o acude a un concierto. De eso se trata el viajar, de vivir sensaciones positivas.

5 Tips para viajes futboleros

El fútbol sigue siendo el deporte más popular del mundo. Las ciudades y países con más arraigo futbolero literalmente se paralizan para partidos importantes.

Durante un partido de fútbol de nuestro equipo, el tiempo se detiene y se olvida todo lo demás. Sólo importa la siguiente jugada, la movilidad de los delanteros, el gol. A veces los equipos favoritos están en otra ciudad o en otro país. Ahí es donde los futboleros hacen viajes a la ciudad de su equipo, como si se tratase de una peregrinación. Aquí proponemos 5 tips para hacer de esos viajes una gran experiencia.

  • Calendario. Un verdadero seguidor sabe qué partido se disputa el fin de semana. Pero también es útil observar el calendario a principio de temporada, para observar si hay varios partidos seguidos en casa y así aprovechar mejor el viaje ingresando a partidos interesantes.
  • Entrenamientos. Muchos aficionados acuden a los lugares de entrenamiento del equipo, para ver de cerca a sus ídolos. Algunas veces los jugadores se acercan y firman autógrafos y se toman fotografías con los aficionados. Otras veces los equipos hacen entrenamientos abiertos, en los que los seguidores pueden observar desde las gradas un entrenamiento básico del equipo. Hay que estar atentos a ello.
  • Museos y visitas al estadio . Los equipos también suelen tener un lugar reservado para la exposición de trofeos y objetos históricos. Es buena idea visitarlos y conocer un poco más de la historia y personajes del equipo de nuestros amores. Algunas veces también se puede visitar el estadio sede en visitas guiadas o simplemente pagando una entrada. Para un verdadero aficionado ingresar a un estadio en donde se han dado gestas históricas, es emocionante.
  • Tienda oficial. En la era del marketing prácticamente cualquier equipo importante tiene una tienda en donde se venderá infinidad de artículos con el logo del equipo o las figuras y números de sus principales jugadores. Siempre hay artículos para todos los bolsillos.
  • Conoce la ciudad y su gente. Las ciudades que albergan grandes equipos suelen ser muy futboleras y sus habitantes suelen estar orgullosos de su equipo. El fútbol, así como el clima, es una gran herramienta para romper el hielo en las conversaciones. En los bares y restaurantes se suele crear un gran ambiente siempre que hay partidos importantes. Los aficionados locales suelen tener anécdotas en las que los protagonistas son los jugadores de su equipo. Además nos pueden orientar de otros lugares interesantes para los aficionados.

5 Tips para viajar en fin de año

Viajar por navidad y año nuevo puede ser una gran aventura. Aglomeraciones, compradores por todos lados, hoteles llenos, muchedumbre.

Pero el precio vale la pena cuando visitas a tus familiares y amigos, cuando vas de la mano de tu pareja, cuando tienes a quién darle un gran abrazo de navidad o fin de año.

Aunque algunos aconsejan no viajar, ¿por qué habremos de perdernos el fin de año? Aquí van 5 tips que pueden darte ideas para este fin de año.

  • Reservar con tiempo. Billetes de avión, tren o bus por adelantado. Reservar hoteles con anticipación. Es el mismo consejo de todos los años. Si no lo has seguido, ahora ponte en ello.
  • Regalos con anticipación. Compra tus regalos de navidad antes de diciembre. Hazlo con calma. En las tiendas se pueden hacer grandes colas para empacar y hay mucha gente comprando. Evítalo si puedes.
  • Coordina tu llegada. Piensa en viajar uno o dos días antes que otras veces, por ejemplo. No te olvides de que si cambias la rutina, debes avisar a donde vayas. Una vez llegué dos días antes de lo acostumbrado a casa de mi madre, a encontrarme con que no había nadie. Tuve que esperar en una cafetería cuatro horas.
  • Lecturas amenas. Siempre nos quejamos de no tener tiempo para leer, que el día a día no nos deja un momento libre para disfrutar una buena lectura. El tiempo de espera en aeropuertos, el trayecto a bordo de un tren o la espera en la estación son momentos en que un buen libro puede ser la compañía ideal. Sea este libro de papel o electrónico.
  • Celebra también por dentro. No te dejes llevar por las voces que se quejan de la situación o de lo superficial que puede ser la temporada navideña. ¿No es mejor sonreír y tomárselo con calma al menos por navidad y año nuevo y encontrarse con quienes nos importan?