Todos los caminos llevan a Roma

Fontana de Trevi, por Denis Jarvis

La popular frase viene de la época del Imperio Romano, cuando efectivamente, todos los caminos eran construidos de tal manera que llevaban a Roma, la capital del imperio.

Así sigue siendo en la actualidad, aunque no en sentido literal. Roma siempre está en la lista de ciudades que no nos podemos perder. La tradición nos cuenta que Roma fue fundada por Rómulo y Remo, en el año 753 antes de Cristo. Rómulo y Remo eran dos gemelos que de bebés fueron amamantados por una loba. La leyenda de estos gemelos es reproducida en muchas ciudades alrededor del mundo.
Qué visitar en Roma
Después de que nos hemos asegurado de encontrar un buen hotel en Roma, haremos un breve repaso de algunos lugares destacados. Esta pequeña guía no pretende ser definitiva, es sólo un artículo entusiasta sobre una ciudad maravillosa. Para más detalles, recomendamos el sitio oficial de turismo de Roma.

La ciudad es tan grande e interesante que es mejor apartar varios días para conocer sus principales lugares. Destaca, por supuesto, el Vaticano, una visita obligada para los fieles católicos y los amantes del arte religioso. Dentro del Vaticano, la Basílica de San Pedro es un imponente templo, uno de los más visitados del mundo. El palacio de Castel Gandolfo, que es la residencia de los papas durante el verano, tiene unos hermosos jardines. Y por supuesto, un paseo por la Plaza de San Pedro no puede faltar en el recorrido.

Después de visitar el Vaticano, es imprescindible conocer el Coliseo Romano. El coliseo se anticipó varios siglos a los modernos estadios de fútbol, y podía albergar espectáculos espectáculos populares, haciendo fácil el ingreso y egreso de los espectadores.

La Fontana de Trevi es la más grande y popular fuente del barroco en Italia. Cuenta con reproducciones en otros países al ser uno de los lugares emblemáticos de Roma. Esta fuente duró 30 años en ser construida y se inauguró en 1762. La leyenda indica que el visitante que arroje una moneda a la fuente, volverá a Roma. No se sabe cuán cierta es esta leyenda, pero lo que sí es cierto es que la Fontana de Trevi recauda más de un millón de euros anuales de los visitantes entusiastas.

Entre las principales plazas de Roma se encuentran la plaza de España, plaza Navona y la Plaza Venecia. La plaza de España es una visita cuando menos curiosa para los españoles. Debe su nombre al Palacio de España, sede de la embajada española ante la Santa Sede y Malta.

En cuanto a sitios arqueológicos, Roma es prácticamente un museo al aire libre. Partiendo por supuesto con el Coliseo, hay que llegar al Monte Palatino, una de las siete colinas de Roma, en cuyas faldas está el Foro Romano, los Foros Imperiales y los Mercados de Trajano. Esto era el centro político de la Antigua Roma. Muy visitadas también son las catacumbas, de gran importancia en los inicios del cristianismo. En las catacumbas se calcula que hay unas 750 mil tumbas.

Roma no se puede visitar en un día, así como a Roma no se le puede abarcar en un artículo. Todos los caminos, sin embargo, siguen llevando a Roma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *