Marbella, puerta de entrada a la Costa del Sol


Marbella es una ciudad consentida por el turismo que busca playa, sol y tranquilidad. Se ha desarrollado como centro turístico importante desde la década de 1950, cuando gente famosa y adinerada descubrió sus playas y comenzó a visitarla a menudo.

Fundada por los romanos 1.600 años antes de Cristo, durante el mandato musulmán adquirió el nombre de Marbi-la, de donde se cree que deriva el nombre actual. Su arquitectura de estilo árabe-mediterráneo guarda memoria de este período.

En total, Marbella ofrece 27 kilómetros de litoral, compuesto por 24 playas. Las principales son Calahonda, La Badajilla, La Fontanilla, San Pedro de Alcántara, Venus y Rio Verde (Puerto Banús). Aparte de la belleza de sus playas, su clima agradable -19 grados centígrados de promedio- y sus 320 días de sol, seducen a sus visitantes.

El casco antiguo incluye el antiguo amurallado, el Barrio Alto y el Barrio Nuevo. En el amurallado se encuentra la Plaza de los Naranjos, alrededor de la cual están la casa consistorial, la casa del Corregidor y la Ermita de Santiago, el templo más antiguo de la ciudad.

Entre el mar y el casco antiguo está el ensanche histórico en donde se encuentran el Paseo de la Alameda y la Avenida del Mar, paseos imprescindibles. En la Avenida del Mar hay diez escultura de Salvador Dalí y hermosos jardines.

El Puerto José Banús, mejor conocido como Puerto Banús, se encuentra a 7 kilómetros de Marbella y es el destino de lujo por excelencia. Tiendas y restaurantes de lujo, barcos impresionantes y visitantes importantes y adinerados le dan a Puerto Banús todo el glamour del caso.

Foto: Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *