5 Tips para viajar lento

Desde hace un tiempo circula la tendencia a viajar más lento, o por su nombre original en inglés, el slow travel. Viajar más lento, y en general vivir más lento no es una opción para todo el mundo. Está reservado para los que somos de naturaleza más lenta. Para los que vamos siempre más lento, a veces también por un poco de rebeldía en contra de la tendencia general. Ojo, no confundir con la simple pereza que no es más que no hacer ni siquiera lo mínimo.

Pero también ir más lento en los viajes debiera ser una experiencia a tener en cuenta a los que son más activos. Soltar un poco el acelerador y darse unas vacaciones de un recorrido lento, disfrutable y mejor. Ir más lento hasta puede ahorrar dinero. Pero, ¿qué es realmente viajar más lento? Proponemos algunas ideas.

  • Evitar los tour guiados. Visitar 10 países en pocos días requiere ir rápido y cambiar de localidad cada pocas horas. Significa tener un horario rígido para hacer todo lo que está programado. Parece que si no salimos de nuestra cama un día de tour estamos perdiendo el dinero.
  • Viajar por tierra. En muchos casos es más barato llegar a un lugar por tierra y además vamos viendo el paisaje por la ventanilla.
  • Casas rurales. Una manera de probar una vida más relajada es ir a un alojamiento rural en lugar del típico hotel de varias estrellas. Algunas veces en estos alojamientos no hay ni siquiera televisión, ni relojes, ni internet. A principios del siglo pasado tampoco había todo esto y seguro se la pasaban bien.
  • Deja en casa la table y el móvil. Si bien los avances nos facilitan muchas veces la vida, es cierto también que nos solemos complicar la existencia con varios dispositivos. Han habido casos de gente en París que se pasa el día de malas porque no funciona google maps en su iPad. Si no llevas ningún artilugio tecnológico no tendrás fotos para el Facebook, pero andarás más liviano.
  • Pasea con lugareños. Visita a tus amigos y sácalos a pasear contigo. Ellos conocen su lugar y saben bien qué puedes hacer y qué no.  A mucha gente lo que le hace falta es con quien ir un día en plan de paseo por su propia ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *