Un bar de siestas

—Mesero, una siesta de media hora, por favor.

—Ah, buena elección. ¿Con masaje zen?

—Sí, gracias.

No sé si así se pida un servicio en el bar de siestas de París, pero algo parecido será. La nota de EFE sobre este servicio estuvo circulando hace algunos días en muchos diarios. El servicio consiste en vender espacio y tiempo para descansar en una cama o un sillón cómodo, con opción a un relajante masaje.

El Zen Siesta Bar, ubicado en el centro de París, ofrece seis cabinas, tres con sillones masajeadores y tres con camas. En las cabinas con camas se puede optar a un masaje shiatsu. Aparte del espacio también se ofrecen otros servicios relacionados con la relajación.

Los clientes, más mujeres que hombres, pagan 12 euros (15 dólares) por una siesta de 15 minutos y 27 euros (35 dólares) por una “siesta real” de 45 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *