Hotel para difuntos

Foto: Reuters

En un suburbio de Yokohama existe un hotel para difuntos, llamado Lastel. Cuenta con 18 habitaciones con refrigeración para conservar los cadáveres que se hospedan por un precio de 154 dólares por noche. El servicio se hace necesario en ocasiones, cuando los parientes deben esperar hasta 4 días para cremar los cuerpos de sus seres queridos.

En la nota de la agencia Reuters, reproducida por RT, se dice que esto es “debido a que Japón tiene una de las tasas de mortalidad más altas del mundo”. No conforme con este dato, que me parecía exagerado, fui a consultar el “World Fact Book” de la CIA, y encontré que Japón tiene una tasa de mortalidad 10,9 muertes por cada mil habitantes, lo que coloca a Japón en el lugar 55 del ranking mundial. El primer lugar lo tiene Angola, con una tasa de mortalidad de 23,40 muertes por cada mil habitantes.

Una vez más parece que una redacción apresurada exagera situaciones para hacer más impactante una noticia. En todo caso, el problema que soluciona Lastel no es más que una eventualidad provocada por una ineficiencia puntual del sistema. No me creo que se repita muy seguido la espera de 4 días para cremar a un difunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *