Acantilados de Moher

Foto: John Menard

Los Acantilados de Moher se encuentran en las costas del condado Clare de la República de Irlanda. En su parte más baja miden 120 metros mientras que en su parte más alta llegan a los 214 metros. Se extienden a lo largo de 8 kilómetros. Su nombre significa, en gaélico irlandés (Aillte an Mhothair), “Acantilados de la Ruina”. Son candidatos a ser una de las Siete Maravillas de la Naturaleza.

Los acantilados están formados principalmente de lechos de esquisto namuriano y piedra arenisca. Las rocas más antiguas se encuentran en la parte inferior de los acantilados y tienen más de 300 millones de años de existir.

En cuanto a fauna, los acantilados albergan a alrededor 30.000 aves de 20 especies distintas. Entre estas está el hermoso frailecillo atlántico, halcones, gaviotas y cuervos. El área fue designada como Refugio de la Fauna en 1988 y como Zona de Especial Protección para las Aves (SPA, por sus siglas en inglés) por la Unión Europea en 1989. La designación abarca 200 hectáreas y destaca la importancia del área para la fauna.

En el punto medio de los acantilados está localizada la Torre O’Brien, construida por Sir Cornellius O’Brien en 1835. Según la Wikipedia en inglés, para “impresionar a las visitantes femeninas”. Esta torre sirve como mirador turístico y desde ahí se toman muchas de las clásicas fotografías del lugar. En total a los Acantilados de Moher llegan un millón de personas por año, lo que lo convierte en uno de los sitios más visitados de Irlanda.

Enlaces y referencias:

0 pensamientos en “Acantilados de Moher

  1. Pingback: Las siete maravillas de la naturaleza | Destinos, Viajes y Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *